Breadcrumb image

Ejercicios isométricos ¿qué son y para qué sirven?

person Escrito Por: Alejandra Villar A. list En: Entrenamiento en casa El: comment Comentario: 0 favorite Vista: 208
Ejercicios isométricos ¿qué son y para qué sirven?

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre este tipo de ejercicios? ¡Nosotros te contamos todo sobre ellos! 

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre este tipo de ejercicios? ¡Nosotros te contamos todo sobre ellos! Los ejercicios isométricos son un tipo de entrenamiento físico que consiste en el sostenimiento del músculo a tensión sin realizar movimiento. En pocas palabras, en lugar de moverse, la persona mantiene una posición estática durante un tiempo, aplicando fuerza en los músculos. Esta práctica puede realizarse con peso o sin peso. A continuación, te dejamos algunos ejemplos que puedes realizar.

Lagartijas estáticas: con ellas activarás brazos, pecho y piernas. Es muy sencillo, colócate para hacer lagartijas simples y baja hasta quedar muy cerca del suelo, una vez en esa posición, aguanta hasta que puedas.

Puente: acuéstate en el suelo con el cuerpo boca arriba, dobla las rodillas y coloca los pies en el suelo. Levanta la cadera hacia arriba y presiona los glúteos. Mantente en esa posición el tiempo que puedas.

Plancha: colócate en el suelo y mantén una posición recta sosteniéndote por los antebrazos y los dedos del pie de forma recta y aguanta por al menos 1 minuto.

Sentadilla estática: activa glúteos, cuádriceps y abductores. Párate de manera recta con los pies abiertos a la altura de los hombros, dobla las rodillas y baja hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Imagina que te estuvieras sentando en una silla invisible. Mantén la posición el tiempo que más puedas.

Plancha lateral: colócate en el suelo de manera lateral, apoya tu antebrazo y el costado del pie, mantén tu cuerpo en línea recta y sostén la posición por al menos 1 minuto.

Los expertos en entrenamiento mencionan que son los ejercicios fundamentales para ganar más fuerza y por lo tanto también músculo. Aquí te decimos cinco beneficios que tienen el practicar esta técnica:

El primero es que, al crear tensión, se fortalece el músculo. La segunda es que no necesitas aparatos especializados o mucho espacio para realizarlos, realmente puedes hacerlos en cualquier lugar. El tercero, que ayudan a reducir el riesgo de lesiones y hasta pueden cooperar a rehabilitar ciertas lesiones. La cuarta, que aumentan la flexibilidad en los músculos y las articulaciones. Y la última, es que mejora la estabilidad muscular, al trabajar en una posición fija se fortalecen los músculos que ayudan a tener una postura correcta.

Ahora que ya sabes un poco más de estos ejercicios, ¡ve y pruébalos!

Comentarios

¡No hay comentarios en este momento!

Deja tu comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre